miércoles, 26 de julio de 2017

ARI LEMARKO #SemanaAutopublicados

Seguimos con la semana autopublicados. Si no sabéis de que os hablo, lo explico todo en la entrada del lunes y recordad que podéis seguir las publicaciones de los demás participantes en Twitter con el hastag #SemanaAutopublicados.

La siguiente en hablaros sobre la autopublicación es Ari Lemarko. Si habéis estado atentos al blog, sabréis que la semana pasada hice la reseña de su última novela. Pero no adelantemos acontecimientos. Vayamos paso a paso.


Ari Lemarko es el pseudónimo de Lorena, una escritora vasca de ascendencia maña nacida en 1984. Compagina su trabajo en Sanidad con la escritura de sus novelas y ser administradora de su propio blog Un chicle en la repisa.

En octubre de 2016 autopublicaba su primera novela La séptima luna llena y en mayo de este año volvió a autopublicar. En esta ocasión fue un libro con tintes de humos titulado Campamento Freaky.


Prepara tu maleta a conciencia porque durante los dos próximos meses tendrás que vivir rodeado de naturaleza, ocio tradicional y compañeros peculiares.
Acompaña a Beca a través del bosque animado para sumergirte en el lago de lo absurdo e interiorizar los valores de este campamento: respeto, fuerte autoestima y una eterna sonrisa.

Puedes comprar tu ejemplar tanto en digital como en papel en Amazon (Aquí) y cotillear mi reseña Aquí


El primer día de clase siempre resulta aburrido (como todos los demás), ¿o no?

La llegada de JAREK y GIOVANNA revoluciona la monótona existencia de KATTALIN, que se dedica a vagar a través de los días tratando de pasar inadvertida ante los ojos de su peor ENEMIGA.

Giovanna y Kattalin parecen muy distintas, pero comparten un SECRETO: un DON que marcará el PRINCIPIO o el FIN.

Conocerse no fue casualidad y pronto lo van a descubrir, aunque deberán hacerlo antes de la séptima luna llena.

Puedes comprar tu ejemplar tanto en digital como en papel en Amazon (Aquí)

¡Hola a tod@s!

En esta semana tan importante para los autopublicados vengo a contaros mi humilde experiencia.

Comencé en un taller de Escritura Creativa allá por febrero de 2014 y, aunque siempre he estado buceando en el mundo de las letras de una u otra manera, fue a partir de ese momento cuando decidí comenzar a escribir «en serio» y leer más géneros. Después de un año, me apunté a otro taller de Redacción y Estilo y al terminar ambos me lancé a escribir mi primera novela: La séptima luna llena, un libro juvenil que yo defino como una mezcla entre A 3 metros sobre el cielo, Entre Fantasmas y Chicas malas. Recientemente, he autopublicado Campamento Freaky y este año verán la luz otros dos más: Valenteam  y la mansión Pemberton (más infantil) y una distopía-cyberpunk sin bautizar aún.

La vida de un autor autopublicado es complicada, pero no más que la de cualquier otra persona con un hobby o sueño que quiera llevar al límite. En mi opinión, requiere sobre todo constancia, tiempo, paciencia y capacidad de sacrificio. Es un trabajo desagradecido a nivel económico y de reconocimiento, pero te enriquece como persona cual pastilla de caldo; pasas de tener cara de haba por culpa de un trabajo por cuenta ajena (que en la mayoría de los casos no apasiona) a adquirir el brillo de la ilusión en la mirada.

Puntos clave (según mi criterio):

1. Lee, relee, repasa, cambia, corrige… Depende de ti todo este proceso. Tiene que llegar a un punto en el que conozcas de memoria cada coma.

2. Portada y contraportada decente: gustará más o menos, pero que se note una mínima calidad. En la web de Fiverr hay precios económicos con resultados buenos.

3. Corrección ortotipográfica del libro: duele despedirse con la manita del dinero para saber que probablemente no volverá, pero si no inviertes, fijo que no lo hará; ¿a quién le gusta leer algo lleno de faltas de ortografía? Da sensación de dejadez. A no ser que seas una máquina o filólogo, te aconsejo que sueltes los euros.

4. Maquetación: Por favor, no obvies este paso ni le restes importancia. No hay nada peor que unos márgenes desproporcionados, una página blanca que ciegue, palabras mal separadas a final de línea, letra bonita pero incómoda para la lectura… Hay muchos vídeos en Internet para aprender. Si lo haces tú mismo, aunque al principio te cueste y pierdas días enteros queriendo estampar el portátil, lo agradecerás en varios aspectos más adelante (dinero, tiempo, personalización…).

5. Amazon es muy buena opción: no es la única y el beneficio no es tanto como parece (sobre todo si vendes poco), pero de momento es lo que yo utilizo porque te permite publicar en físico: Createspace (plataforma en inglés) y digital (Kindle: KDP).

6. Redes sociales: yo me negaba categóricamente al principio, pero me di cuenta enseguida de que era imposible darme a conocer y que se me hiciera caso si no me promocionaba en Internet.

Depende del género que escribas, hay unas más adecuadas que otras.

En mi caso, estoy en Twitter, Goodreads y tengo mi propio blog, un rincón variopinto creado con mucho cariño (www. unchicleenlarepisa.blogspot.com).

Recomiendo ver con frecuencia booktubers en YouTube; te mantienen al día, te dan pistas interesantes y te entretienen (yo me maquillo escuchándolos mientras desayuno antes de ir al curro).

7. Las prisas no son buenas: siempre que vas a publicar y sobre todo la primera vez tienes unas ganas locas de soltar el libro (mezcla de emoción con desesperación y saturación), pero ¡quieto! No has estado meses o años trabajando para fallar en el último momento por ansioso. Respira, ya no queda nada, dale a tu obra la presentación que se merece.

Y este es el resumen muy general, así que os dejo mis datos por si queréis poneros en contacto conmigo para hablar sobre autopublicación o alguna otra cosilla: a través de mi Twitter (@arilemarko) o en mi correo arilemarko@gmail.com

¡Besos!



1 comentario:

  1. Me ha encantado la entrada! Gracias por darnos voz a los autopublicados. Besos!

    ResponderEliminar

No seas timid@. ¡Comenta!